Sexo no es sinónimo de intimidad

 Las relaciones sexuales no son el camino primario hacia la intimidad al iniciar una relación. A mayor foco sexual menor grado de intimidad. Muchos confundimos sexo con acercamiento emocional y es desde esta perspectiva errónea que no logramos conectar con la pareja.

La intimidad en la pareja genera algo profundo; conexión, pasión, devoción, involucramiento genuino y cuidado por la pareja.

Dependiendo de qué nos motiva a tener sexo nos dirigirá a diferentes tipos de relación y grados de intimidad.

¿Qué nos motiva a tener relaciones sexuales?

Primer motivador:

Sexo como gratificación inmediata

Son relaciones sexuales instintivas, se caracterizan por ser pasionales, creativas, sensuales y espontaneas, se satisfacen las necesidades físicas individuales, se requiere del estímulo constante. Cada persona está centrada en su gozo este egoísmo es normal.

La intimidad es casi inexistente siendo la relación superficial  no sabemos quién es el otro y el valor como ser es irrelevante.

La relación no perdurará en el tiempo, se difuminará la pasión paulatinamente y con ella los encuentros.

 Segundo motivador: Sexo como alimento del ego

En general ansiamos el reconocimiento y admiración, las relacione sexuales son excelentes para subir el ego y con ello la autoestima. Ser atractivos, deseados y sexys para alguien, especialmente si hemos estado solos, desgastados por relaciones pasadas puede ser un bote salvavidas.

En estas relaciones es importante complacer al otro sexualmente, al mirarlo y verlo como un ser  se adquiere un nivel de intimidad, sin embargo no es amor pues seguimos en una posición egoísta de ambas partes donde mi yo, mi ego y necesidades están por encima de la relación.

El ego siempre quiere más y empieza a depender de las relaciones sexuales para sentirse bien, hay una constante búsqueda de innovación sexual y causa ansiedad si el grado de satisfacción disminuye.

Si la ansiedad es mayor que el levantamiento del ego sugiero terminar la relación.

 Tercer motivador: Amor real

El sexo se combina con amor lo cual nos brinda tres elementos genuinos de intimidad; conexión,  compartir  y bienestar mútuo.

Grados de intimidad 2

El sexo motivado por el amor se simboliza con un corazón, decimos te deseo no para satisfacer mis necesidades ni para alimentar el ego, sino porque eres importante y parte de mi vida.

Las relaciones sexuales son tanto pasionales  y ardientes como tiernas y cálidas. El bienestar mútuo como objetivo  permite establecer una relación de confianza y cuidado.

El placer y la felicidad durante el sexo se basan tanto en satisfacción sexual como en devoción y compromiso.

El amor real trasciende en el tiempo, es virtuoso pues dejamos atrás el egoísmo para integrarnos a otro ser.

 Si hoy te encuentras en una relación observa tu grado de intimidad y expectativas de la relación.

Por ejemplo;  si deseas una relación permanente y tu motivador es meramente sexual no lograrás lo primero. Pregúntate ¿estoy dispuesta a dejar de pensar en mí y mis necesidades para interesarme en mi pareja?

La clave es ser congruente  en tu actuar, pensar y sentir .Por ejemplo;si  estás en una relación donde tu ego se alimenta, y consideras que esto es lo que hoy necesitas, disfrútalo.

Somos libres de elegir qué nos motiva a tener relaciones sexuales, simplemente toma en cuenta cuáles te llevan a una intimidad y cuáles no, para así evitar malentendidos.

 Te invito a visitar www.teveomeimportas.org  una propuesta para transformar la indiferencia social.

 

 

One thought on “Sexo no es sinónimo de intimidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes

Encuestas

Con los años he aprendido que...

View Results

Cargando ... Cargando ...