Prevenir, es afrontar la vida

Se habla mucho de la prevención pero no nos  cae el veinte  y preguntamos ¿para qué prevenir?

Tal vez la palabra en si no permite dilucidar todo lo que en ella encierra, hoy quisiera que nos centráramos en el concepto prevención como sinónimo de preparación para algo que va a llegar o suceder.

Es un hecho que vamos envejecer, los hijos crecerán, que nuestros padres morirán, que dejaremos de ser productivos económicamente.

¿Cómo nos preparamos para estos acontecimientos inminentes?

¿Por qué somos reacios a la preparación?

Preparar en este caso significa afrontar o llegar a ciertos momentos lo mejor posible.

Algunos sentimos que:

  • No nos va a pasar
  • Falta tanto
  • Resulta tan lejano que no se encuentra en el parámetro de lo real.

La pregunta ya no es si vamos a envejecer sino ¿cómo queremos envejecer?

La respuesta seguramente por muchos es, sana, sin achaques, con solvencia económica etc.

Para que ese envejecer sano suceda se tiene que trabajarlo en el presente.

Salud mental y corporal se darán al comer sanamente, ejercitar el cuerpo, alejarse de lo vicios etc.

La seguridad económica se logra a través del ahorro e inversiones constantes.

Prevenir es trabajar en el presente para prepararnos para un futuro próximo.

He ahí donde reside el problema no relacionamos el presente con el futuro lejano. No queremos pensar en circunstancias desagradables del futuro, sin embargo el no pensarlas no las desaparece.

Es ley de vida que los padres mueran antes de los hijos (siempre existen excepciones) y volteamos la cara antes este hecho.

¿Cómo te has preparado para su partida? A veces mueren los padres y nos toma por sorpresa y lamentamos no haber hecho las paces con ellos, o haberles agradecido su actuar con nosotros, muriendo así y quedándonos llenos del culpas y pronunciando constantemente es que si hubiera…

Ciertamente no podemos predecir todo aquello que acontecerá, sin embargo existen situaciones que seguro enfrentaremos

Vejez, muerte de los padres, retiro del trabajo, deterioro del cuerpo, partida de los hijos, por mencionar algunas.

El mañana si llega aunque hoy lo veamos lejano.

La vida puede sorprendernos en sin número de ocasiones, deja que te sorprenda positivamente, y evita las sorpresas negativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes

Encuestas

Con los años he aprendido que...

View Results

Cargando ... Cargando ...