¡No Te Expongas!

Así como de pequeños nos enseñaron nuestros padres que:

  • Es peligroso tocar el fuego porque nos quemamos.
  • No debemos correr sobre el piso resbaloso porque podemos caernos.

De igual manera, debemos cuidarnos y no exponernos a situaciones que de antemano sabemos pueden dañarnos o afectarnos emocionalmente.

Cuidándonos en lo social

Los todólogos (aquellos que lo saben todo) son muy raros. Si estudiaste administración, dominas el manejo de negocios; si has leído mucho, puedes hablar de libros y autores; si trabajas en una tienda de telas, conoces los colores, texturas, medidas;  si tocas piano, sabes de notas, partituras, compositores, etc.

Cada uno de nosotros tiene una o varias áreas de especialización sobre las que puede exponer y hablas con otros fluidamente y con seguridad.

Menciono el hecho de que cada quien posee áreas de dominio específicos, según sus gustos y lo que ha vivido es apersona, porque en un sinnúmero de ocasiones pensamos  que los demás son mas inteligentes o hábiles que nosotros. Esto no necesariamente es cierto; simplemente ocurre que dichas personas hablan de algo que está  dentro de su área de experto, algo que conocen bien y que quizás nosotros no tanto pues no estamos familiarizados con aquéllo.

Por ejemplo:

Si tu novia te invita a una reunión de amigos de su carrera, la cual es muy diferente a la tuya, seguramente hablarán de la carrera, los profesores, sus aventuras, etc. En ese caso, tú te encontrarás en desventaja al no poder conversar de algo que no conoces.  Te sentirás fuera de lugar y, al final de la reunión, probablemente estés enojado y tendrás una pelea con tu novia. Le reclamarás que estuviste incómodo y no entenderá porque a ella la plática le resultó muy amena.  El asistir a un lugar donde esté un grupo social que tenga intereses o áreas de conocimiento diametralmente opuestos a los tuyos probablemente hará que te sientas incómodo.

¿Qué hacer?

Si cuentas con la opción de asistir o no pregúntate:

¿Vale la pena acompañar a mi novia a dicha reunión aunque me sienta fuera de lugar?

¿Estoy dispuesto a ser invisible por algunas horas?

¿Sería más saludable para mí no asistir?

Si no cuentas con opción y debes asistir te recomiendo:

  • Conocer con anterioridad el tema que seguramente se abordará.
  • Procurar limitar tu estadía en dicha reunión.
  • Decirle a tu novia que trate de incluirte y dale ejemplos sobre cómo puede hacerlo.

Si sabes de antemano que puedes exponerte, ¡prepárate y protégete!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes

Encuestas

Con los años he aprendido que...

View Results

Cargando ... Cargando ...