La Violencia Silenciosa

Si nos regimos por el dicho» Ver para creer.»

¿Qué sucede con las cosas que no vemos, son inexistentes?

Si empujo a alguien y cae raspándose el codo, puedo ver la herida y probablemente me disculpe.

Pero si hablamos mal a espaldas de alguien y esa persona se entera, seguramente se ofenderá. La ofensa no se puede ver, es algo que se siente, tal vez entonces dudaremos en disculparnos diciendo o actuando…

  1. No es para tanto
  2. Preguntado a otros ¿tú crees que en verdad se haya ofendido?
  3. Haciendo oídos sordos a los sentimientos generados.

Si la emoción es invisible, reside en la persona que la siente la credibilidad. No se puede mostrar el dolor, la tristeza, la ofensa, la decepción.

Será por ello que ¿podemos ignorar la violencia psicológica o emocional?

No en vano se le conoce como la violencia silenciosa.

La violencia psicológica SI EXISTE y no es menos dañina que la violencia física como pudiera creerse.

Estamos equivocados al medir su daño en huellas visibles, el daño va directamente al interior de la persona que la sufre, a su ser.

La violencia psicológica golpea el espíritu.

¿Qué es la violencia psicológica? ¿Cómo detectarla?

Existe violencia psicológica cuando una persona destruye la autoestima de otra, mediante críticas, desprecios, humillaciones e insultos continuos. La destruye con el gesto, la palabra y los actos.

Este tipo de violencia por lo general se da dentro del ámbito privado de la familia. Por ello pasa desapercibido y continúa durante años.

Ejemplos de violencia psicológica son:

Cuando tu pareja, amigo, compañero…

  • Te insulta constantemente diciéndote quetonta, torpe e inútil eres.
  • Nada de lo que haces le parece.
  • Te humilla frente a tus hijos, familiares y amigos
  • No permite que salgas porque piensa que coqueteas con otros.
  • Comenta que prefiere estar con una cualquiera que contigo.
  • Constantemente se encuentra de mal humor y lo atribuye a tus acciones.
  • Amenaza con irse de la casa y expresa que te dejará sola y se llevará a los hijos.
  • Tiene el control del dinero, restringiendo el gasto.
  • No te permite trabajar, prefiere te quedes en casa.
  • Amenaza con suicidarse o herir a un ser querido si lo dejas.
  • Controla tus amistades, lo que haces, a dónde vas, con quién estás, te cela asiduamente.
  • Aleja a tus amistades a través de la crítica y desaprobación.

Si algunos de estos ejemplos te resultan familiares y han estado pasando de forma constante, te encuentras ante una relación con violencia psicológica.

No te confundas es violencia psicológica

Al no ser evidente confundimos y justificamos la  violencia psicológica al sentir que es ocasionada por…

  • Nuestra constante torpeza que no permite que hagamos bien las cosas.
  • Nuestra poca comprensión de las presiones ante las que se encuentra el otro.
  • El poco empeño y esfuerzo que manifestamos en la relación.
  • La falta de arreglo personal que provoca la desesperación de la pareja.
  • Nuestro falta de carácter que no nos permite adivinar cuáles son los deseos de la pareja.

Éstos no son confusiones son los efectos de la violencia psicológica los que te hacen culparte y disculpar la violencia.

Las personas que somos violentadas psicológicamente…

  • Nos creemos tontas, poca cosa, desaparece nuestra autoestima,
  • Asumimos la responsabilidad de lo que pasa como culpa nuestra.
  • Nos volvemos invisibles ante nuestros ojos.
  • Estamos aisladas, no tenemos nadie en quien confiar.
  • Empezamos a dudar de lo que pensamos y sentimos.
  • Descuidamos la apariencia física y emocional.
  • Nos sentimos deprimidas.
  • Contemplamos la idea del suicidio.

La violencia psicológica se va instalando y pueden pasar años sin que escale a una violencia física. Pero los años pasan rápido y si no buscas ayuda no sólo te enfrentarás con la violencia psicológica y sus efectos, sino con la violencia física.

La violencia no es exclusiva de una clase social, se manifiesta en todos los entornos sociales y económicos.

¡Atiéndete!

Existen centros de atención de violencia a la mujer. Las delegaciones y Locatel brindan orientación.

 

.Recurre a terapia contáctame o escríbeme:

[email protected] T: 5595 2540/ whats 52 5536776838

La violencia psicológica no empieza de golpe es sutil al principio, se incrementa con el paso de los años y NO DESAPARECE.

6 thoughts on “La Violencia Silenciosa

  1. Ile

    A la victima de violencia silenciosa le dan la estalda y hacen sentir como si ella fuera la loca….es triste….pero no estamos locas..graxias a dios podenmos verlo…asi podenos corrernos…..

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes

Encuestas

Con los años he aprendido que...

View Results

Cargando ... Cargando ...