Indiferencia social una realidad juvenil

La juventud era una etapa marcada por los ideales sociales; los jóvenes “se comían al mundo” con su ímpetu, creatividad, activismo y deseos de una sociedad mejor. La constante actividad mental, emocional, social y ganas de vivir eran signos inequívocos de los jóvenes.

Hoy ¿dónde están? Tenemos una juventud apática, indiferente socialmente, desmotivada y centrada principalmente en su beneficio individual.

Es preocupante pues ellos, son los futuras parejas, padres, trabajadores, la sociedad estará compuesto por personas que son indiferentes a su entorno y semejantes.

Línea de pensamiento

Su toma de decisiones desde lo cotidiano en interacción con otros hasta lo más trascendental como es su posición ante la vida están basadas en un beneficio propio medible, si les conviene actúan y si no es así no merece su tiempo y dedicación.

Por otro lado, al ser egocéntricos piensan que los demás si deben actuar en favor de ellos, pues so n merecedores por naturaleza.

Dos pensamientos mutuamente excluyentes generan enojo, ira y violencia. Pues para estar en equilibrio tienen que estar balanceados el dar y recibir.

Y si hoy los jóvenes solo quieren recibir ¿a quién le toca dar?

Aquellos que están acostumbrados a pensar en otros y dar como convicción comienzan a dudar si dicha postura es justa, sintiendo un abuso por parte de la juventud.

Ejemplos:

Los padres de los jóvenes dan sustento y amor y reciben indiferencia y mal trato.

Los adultos en el cine respetan, callan y miran la película y los jóvenes utilizan el celular, juegan, ríen y  manifiestan molestia cuando se les llama la atención. Y ese lugar de esparcimiento por dicha interacción da lugar a un ambiente de molestia y enojo. Multipliquemos ese ambiente  por millones de veces y obtendremos como resultado una sociedad intolerante que para defenderse de los egoístas también se vuelve indiferente socialmente.

El amor es un dar y recibir, el amor en pareja conlleva dejar de pensar en uno para ver por el otro,  por ello dos egoístas esperan solo recibir, no se forma la pareja. Dos egoístas tienen hijos ¿quién dará a amor a éstos pequeños?

El individualismo causa separación, enojo, indiferencia social y por tanto soledad.

Basan su actuar en los impulsos de una satisfacción momentánea sin contemplar el efecto de su actuar en el futuro y en otros.

Los jóvenes deciden hoy no estudiar, porque no les gusta, sin prever como el hacer algo que no te agrada puede ser un paso más para el futuro que desean.

Desean ser ricos, tener fama, éxito, pero no se preguntan ¿cómo lo lograrán? No ven que se requiere de un esfuerzo para lograr los objetivos.

Al no tener un motivador, un plan se sienten desorientados sin rumbo, insatisfechos y tienden a una depresión o apatía aún mayor.

Soluciones

Si empezamos a recibir de otros es sencillo dejar de ser indiferentes pues la agresión es sustituida por empatía.  El problema reside cuando preguntamos  ¿quién empezará a dar? Lo más simple es que tú empieces.

Todos deseamos recibir, he aquí la fórmula para lograrlo.

Es sencillo revertir la indiferencia social si invitamos a los jóvenes a abrir su mente a las siguientes ideas.

1.       Te conviene dar pues así aumentas la probabilidad de recibir.

Si eres amable con el profesor es más probable que te escuche cuando requieras ayuda en alguna problemática.

2.       Fíjate en cómo funciona en el mundo de los adultos, cómo hacen cosas aunque no les gusten por tu bien.

Tu mamá va a trabajar para traer dinero a la casa y darte sustento. A veces no le agrada su trabajo sin embargo, piensa en ti y sabe que vale la pena.

Piensa qué podrías hacer por tus padres en su beneficio.

3.       Preguntarte qué piensan los demás acerca de ti.

¿Te gusta la imagen que proyectas? Si deseas cambiarla empieza agradeciendo

4.-     Si quieres tener una pareja que te ama, haz algo en favor de la persona de tu interés.

5.-   Aplica la regla 80/20. Todas las posesiones suman un 100% de ese porcentaje solamente utilizas el 20%, regala el 10% del 80% que no utilizas.

Únete a la campaña de cambio para transformar la indiferencia social visita www.teveomeimportas.org  o escríbenos a [email protected] dirigido a Blanca Almeida o llama al 5595 2540 en la Ciudad de México.

Fórmula dar y recibir

One thought on “Indiferencia social una realidad juvenil

  1. Manuel sisniega

    Gracias por su aporte fue de mucha utilidad esta información para mí. Me gustaría tener más fuentes de información sobre cómo romper con La indiferencia social y la apatía

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes

Encuestas

Con los años he aprendido que...

View Results

Cargando ... Cargando ...