El Tiempo: Un Bien Escaso

El tiempo hoy en día escasea y pareciese que se cotiza bien pues muchos lo buscamos y añoramos.

Comentarios como; me falta tiempo, no tengo tiempo, quisiera tener tiempo, cuando tenga tiempo; son escuchados cotidianamente especialmente entre las personas que habitamos en las grande ciudades, como la ciudad de México.

El tiempo anteriormente estaba ahí de forma natural y espontánea. No se habla de él en el sentido de búsqueda o escasez.

Se brindaban diferentes significados al tiempo: se conversaba del “estado del tiempo”, se utilizaban refranes como “al mal tiempo buena cara”, se exclamaba “cómo han cambiado los tiempos.”

¡Quién hubiera imaginado que un día el tiempo se convirtiera en un bien escaso!

Nos vemos corriendo de un lado para el otro.

Planeamos nuestro día para optimizar el tiempo, tomando en cuenta las distancias, la hora del tráfico y hasta las manifestaciones anunciadas con antelación.

Pensamos “si salgo antes de las 7 me ahorro el tráfico de las 8.”

Al hablar con los amigos surge el ¿cuándo nos vemos? a lo cual se responde con las innumerables actividades que deben realizarse, unidas por supuesto a las obligaciones.

Con lo cual la conversación termina “nos hablamos la próxima semana haber como andamos” o si la otra persona está un poco más holgada podrá contestar “cuando tengas un tiempo llámame y nos vemos”. Expresándonos del tiempo como si fuese palpable y modificable.

Sin embargo nos hemos acostumbramos a no tenerlo y podemos enfrascarnos en charlas enfocadas a cuando el tiempo sea nuestro apuntando “Si tuviera un tiempo para mi….haría….”

Y andamos en busca del tiempo, viniéndose a la mente un titulo muy sonado”En busca del tiempo perdido”

Otros optamos por ser “dueños de nuestro tiempo” Lo cual se traduce en montar un negocio propio, o una forma de vida la cual permite organizarnos sin depender de un horario fijo.

¿Es posible desacelerarnos para tener tiempo? Interrogante aún no resuelta. Por un lado nos quejamos de la rapidez con la cual vivimos, sin embargo cuando paseamos en provincia después de estar ahí dos días, nos aburrimos y desesperamos, ya que el tiempo pasa muy lentamente y al contrario de la ciudad sobra. Añoramos regresar a nuestro ajetreo y al continuo anhelo de tener tiempo.

Talvez simplemente es una forma de vida, ya que no sabríamos que hacer con un tiempo de sobra.

¿Tú que piensas?

One thought on “El Tiempo: Un Bien Escaso

  1. Imelda Osorio

    Queremos hacer tanto, lo que debemos hacer es organizarnos y saber cual es lo que tiene más prioridad para realizarlo, y disfrutar cada momento

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Recientes

Encuestas

Con los años he aprendido que...

View Results

Cargando ... Cargando ...