Amamos lo que fue…

Amamos lo que fue en un principio pero no necesariamente permanece en el presente.

Muchas de las personas que me consultan en terapia reiteradamente mencionan la siguiente frase “Mi pareja ya no me trata tan bien como antes; sin embargo, sigo amándolo como siempre.” Esto me lleva a preguntarles: ¿consideras que al seguir amándolo(a) como siempre renacerá en él/ella el amor? ¿Tu sacrificio, al  permanecer, devolverá aquellos sentimientos que perecieron con el tiempo?

Nos vemos intentando recuperar el amor que se disipa, realizando acciones salvavidas como: desvivirnos por la pareja, preguntar qué falto, llorando y hasta suplicando. Esto, desde luego, no ocurre siempre: hay amores que perduran muchos años y van transformándose en el tiempo, es decir, maduran.

¿Negamos aquello que parece inminente, como  lo es el final de una relación?

Tanto hombres como mujeres, deseamos creer que el amor e interés NO terminan porque, de ser así, tendríamos que enfrentarnos con:

  •       El derrumbe de expectativas planteadas con la pareja.
  •       La despedida de la compañía y la bienvenida a la soltería.
  •       El miedo a la soledad.
  •       Tener que reestructurar la vida sin la pareja.
  •       Temor de no encontrar otra pareja.

Nos aferramos para no enfrentarnos con el dolor.

Cuando no se sueltan las relaciones a tiempo, el prolongarlas ocasiona tanto desgaste físico como emocional; entre más neguemos la ruptura inminente, más se irá deteriorando la relación entre los dos.

En un sinnúmero de circunstancias la persona que desea finalizar la relación se abstiene por miedo a herir al otro y es por ello que su comportamiento cambia y, a través de éste, expresa sus deseos silenciosos.

Existe la esperanza de seguir con aquello que queremos pero ciertamente, si una de la partes ya no desea estar en la relación, la retribución y dinámica en la pareja se afecta negativamente.

Personas entrarán y saldrán de tu vida; algunas te acompañarán por un instante y otras se quedarán por un tiempo.

No temas soltar el amor que fue…

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes

Encuestas

Con los años he aprendido que...

View Results

Cargando ... Cargando ...